Blog

La Comisión Europea aprueba los nuevos ESRS

La Comisión Europea ha adoptado las Normas Europeas para Elaboración de Informes de Sostenibilidad (ESRS) que deberán seguir todas las compañías a la hora de realizar sus informes sobre sostenibilidad.

Tras su aprobación el pasado 31 de julio de 2023, esta serie de indicadores conocidos como ESRS pasan a ser de uso obligatorio para todas las empresas  sujetas a la Directiva de Informes de Sostenibilidad Corporativa (CSRD), que recordemos tiene como objetivo garantizar que las empresas de toda la UE presenten información de sostenibilidad comparable y fiable.

Una vez publicado en el diario oficial de la Unión Europea,  las empresas incluidas en el ámbito de aplicación de la directiva tendrán que utilizar estos ESRS para elaborar sus informes de sostenibilidad con independencia del sector en el que operen.

Este nuevo conjunto de indicadores aprobado por la Comisión Europea incluye un total de 12 estándares, que cubren la gama completa de temas de sostenibilidad: Ambientales, Sociales y de Gobernanza (ASG). Concretamente, se trata de dos estándares transversales, cinco estándares medioambientales, cuatro estándares sociales y un estándar de gobernanza.

  • Transversal (ESRS 1): Requerimientos generales.
  • Transversal (ESRS 2): Divulgaciones generales.
  • Ambiente (ESRS E1): Clima.
  • Ambiente (ESRS E2): Contaminación.
  • Ambiente (ESRS E3): Agua y recursos marinos.
  • Ambiente (ESRS E4): Biodiversidad y ecosistemas.
  • Ambiente (ESRS E5): Uso de recursos y economía circular.
  • Social (ESRS S1): Mano de obra propia.
  • Social (ESRS S2): Trabajadores en la cadena de valor.
  • Social (ESRS S3): Comunidades afectadas
  • Social (ESRS S4): Consumidores y usuarios finales.
  • Gobernanza (ESRS G1): Conducta de negocios.

La información relacionada con todos estos indicadores deberá formar parte de los nuevos informes de sostenibilidad, el documento anual en el que cada empresa de la Unión Europea informa sobre cuestiones relacionadas con el medioambiente, el trato a sus empleados, el respeto a los derechos humanos o la lucha contra la corrupción.

 

Falta el visto bueno del Parlamento Europeo y el Consejo de la UE

Esta nueva normativa llegará en la segunda quincena de agosto al Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea para que siga adelante en el proceso de aprobación. En este caso, ambos órganos pueden aprobar o rechazar la medida, pero no modificarla.

Si finalmente recibe el visto bueno, las empresas ya sujetas a la CSRD (grandes empresas que cotizan en bolsa, grandes bancos y grandes empresas de seguros – todas si tienen más de 500 empleados), así como grandes empresas que no cotizan en bolsa de la UE con más de 500 empleados deberán empezar a aplicar estos estándares en el ejercicio de 2024 y realizar su primer informe de sostenibilidad en 2025.

En el caso de otras grandes empresas, incluidas las que no cotizan en la UE, la nueva legislación se aplicará un año más tarde. Para las pequeñas y medianas empresas (Pymes) cotizadas, incluidas las que no lo hacen en la UE, el plazo aún se alarga un año más y no se aplicará hasta 2026, con la primera publicación en 2027. No obstante, las Pyme cotizadas pueden optar por no cumplir los requisitos de información durante dos años más.

Por otra parte, recordar que seguimos pendientes de que se apruebe la ley española por la que se llevará a cabo la transposición de la directiva CSRD. A estos efectos, hay que recordar que el pasado 3 de mayo el Consejo de Ministros acordó someter a audiencia pública el texto del Anteproyecto de Ley por el que se regula el marco de información corporativa sobre cuestiones medioambientales, sociales y de gobernanza.

Share