5 de junio: Día mundial del Medio Ambiente

De acuerdo a cifras de Naciones Unidas:

  • Cada tres segundos perdemos una superficie de bosque equivalente a un campo de fútbol.
  • En el último siglo hemos destruido más de la mitad de los humedales del planeta, ecosistemas fundamentales para la biodiversidad del planeta.
  • El 50% de nuestros arrecifes de coral ya se han perdido y para 2050, se estima que podrán desaparecer el 90%.
  • Un tercio de las muertes por calor se debe al cambio climático.

El Día Mundial del Ambiente fue establecido por la Organización de las Naciones Unidas con el objetivo de sensibilizar a la sociedad y concientizar a las personas respecto del impacto que tienen nuestras acciones sobre el medio ambiente, celebrándose activamente 1974.

Para este año la ONU ha preparado la campaña «Reimagina, recrea, restaura» que –tal como lo señala su nombre–, busca impulsar la restauración de los diferentes ecosistemas, previniendo, deteniendo y revirtiendo los efectos negativos que ha sufrido el medio ambiente a causa de la inconciencia y explotación de los recursos naturales. Simultáneamente, este 5 de junio también arrancará el Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de Ecosistemas (2021-2030), proyecto que pretende revivir millones de hectáreas de bosques para mitigar el daño que han sufrido los diversos ecosistemas, así como conservar los todavía intactos.

Pero los efectos de los daños medioambientales y del cambio climático no solo afectan a algunas especies y/o algunas poblaciones, recientemente la WWF ha publicado el informe ‘Pérdida de Naturaleza y Pandemias. Un planeta sano por la salud de la humanidad’, desde donde aseguran que “La destrucción de la naturaleza, la pérdida de biodiversidad y el cambio climático aumentan notablemente el riesgo de aparición de enfermedades infecciosas transmisibles al ser humano”, razón que debiera reforzar nuestro compromiso de responsabilidad social tanto individual como colectivamente.

Desde lo colectivo, y a nivel público, cada vez son más los países que cuentan con legislación ambiental, normativas y programas que buscan poner un freno a los daños que conlleva nuestro actual estilo de vida y sus actividades económicas. Un ejemplo de ello, es la recién promulgada Ley de Cambio Climático y Transición Energética que viene a sumarse a legislaciones similares que ya han sido aprobadas en Reino Unido, Francia o Dinamarca.

Ahora, desde lo corporativo, es la denominada Sostenibilidad la que juega un papel clave para reducir el impacto ambiental y social de las operaciones de las empresas y organizaciones, así como para sensibilizar e inspirar a sus colaboradores el respeto y cuidado de nuestro medio ambiente.

Precisamente, hace un par de semanas la Comisión Europea presentó una nueva propuesta de Directiva sobre Informes de Sostenibilidad Corporativa (DISC), reportes donde las empresas deberán proveer la información de sostenibilidad a sus diferentes stakeholders. Dicha normativa, viene a ampliar y a mejor los actuales Estados de Información no Financiera (EINF).

En esta nueva propuesta dos de los objetivos concretos que se plantean para las entidades son: Mejorar los datos que reportan las empresas sobre los riesgos de sostenibilidad a los que están expuestas, así como sobre el impacto de su actividad sobre las personas y el medio ambiente y, por otra parte, alinear las estrategias de las empresas con los retos sociales y ambientales que afrontan la sociedad y el planeta.

Para profundizar en la nueva propuesta de Directiva sobre Informes de Sostenibilidad Corporativa (DISC), mira el webinar que realizó parte de nuestro equipo especialista en sostenibilidad durante el pasado mayo.

Si estás pensando en diagnosticar y/o diseñar una estrategia de RSC o sostenibilidad, en implementar una gestión ambiental y ética en tu empresa o quieres hacer una memoria de sostenibilidad y/o Estado de Información no financiera, contáctanos. Nuestro equipo de sostenibilidad te podrá ayudar a conocer las oportunidades y beneficios de la RSC en las Pymes, así como a trabajar en las normativas vigentes en los diferentes ámbitos de la sostenibilidad.

Share