Responsabilidad Social con la Plantilla Antes, Durante y Después

2

Ser un buen empleador a lo largo de toda la carrera de un profesional, no es cosa fácil.

El empleador debe procurar el cuidado de sus empleados, desde el momento en que anuncia una nueva posición, hasta que, por las razones que sea, se decide acabar la relación laboral.

Tener una cultura de empresa responsable, con independencia de los distintos CEOs y managers que vayan sucediéndose en la carrera profesional de un trabajador, ayudará a la satisfacción de los empleados y por ello a la retención del talento, así como a la atracción de nuevos empleados.

 

El antes: Proceso de selección

Las empresas deben hacerse atractivas para los futuros empleados. Los empleados buscan compañías en las que puedan confiar. Según el CEB & LinkedIn: 2015 Global Recruiting Trends, el 75% considera que la marca del empleador, tiene un impacto significativo a la hora de contratar talento, y el 56% lo considera una prioridad, y el 69% de trabajadores no aceptaría un trabajo de una empresa con mala reputación, aunque estuvieran sin trabajo (Glassdoor).

El estudio 2015 Employer Branding Study, de CareerArc, realizado a 218 profesionales de Recursos Humanos, y a 1369 trabajadores empleados y desempleados, destacaba que 75% de los trabajadores en búsqueda de empleo, tienen en consideración la marca del empleador, antes de aplicar para la posición y el 62% visitan los canales de social media, para evaluar la marca.

Según el (Estudio Employer Branding, de Randstand Award 2016), las 10 empresas más atractivas para los empleados, son IBM, Mercedes Benz, Atresmedia, Nestlé, Airbus group, Hewlett Packard, Bayer, Siemens, Danone y Procter & Gamble.

El proceso de selección es la primera toma de contacto de una empresa, con sus potenciales empleados, pero también con candidatos que, a su vez, pueden en el presente o en el futuro, ser clientes o competidores. Es por ello, que ese primer contacto, muchas veces descuidado, por la multitud de solicitudes, debe ser respetuoso y transparente con los candidatos, ya que es una importante tarjeta de visita. El 72% de los trabajadores en búsqueda de trabajo se declaró decepcionado, al no haber sido informados del estado del proceso de selección.

El Durante: La Responsabilidad Social Interna

Una empresa socialmente responsable, deberá demostrar su coherencia y compromiso con el bienestar de sus empleados, cumpliendo rigurosamente con sus obligaciones laborales, respetando la dignidad de sus trabajadores, garantizando la diversidad, facilitando la igualdad efectiva de oportunidades y de trato, incluida la accesibilidad universal, asegurando el derecho a la intimidad de los trabajadores y sus familias, ofreciendo condiciones contractuales y salarios decentes, así como horarios, descansos semanales y vacaciones adecuados que permitan una efectiva conciliación entre la vida personal y laboral, protegiendo correctamente la salud y seguridad de sus trabajadores, garantizando sus derechos sindicales, y formando adecuadamente a sus personas, para su desarrollo humano.  

Según las tres primeras preferencias de los trabajadores españoles, son las condiciones económicas (63%), seguridad laboral a largo plazo (56%), y un ambiente de trabajo agradable (49%), (Estudio Randstad).

Se trata de un compromiso, que la empresa deberá mantener a lo largo de toda la carrera profesional de su capital humano, a fin de no perder talento, ya que, el 84% de los empleados se declaran estar pasiva o activamente, en búsqueda de trabajo, y considera dejar su trabajo actual, por otra empresa con excelente reputación (Glassdoor).

El Después: Terminación del contrato de trabajo

El final de un contrato de trabajo, ya sea por las dificultades de la empresa, o por la inadecuación de la persona al puesto de trabajo o a la organización, como por voluntad del empleado, por necesidades y expectativas diferentes, o por nuevas oportunidades laborales, debe realizarse también de manera legal y responsable.

En caso de despido, la empresa debería, realizarlo de la manera más respetuosa posible, asegurando cuando sea necesario, que los trabajadores que hayan sido despedidos, reciban ayuda para acceder a un nuevo empleo, formación y asesoramiento.

El 38% de los trabajadores, que en algún momento fueron despedidos, declaró haber manifestado su descontento, en redes sociales, o a algún contacto personal o profesional.

Estrategia de Responsabilidad Social

Según el Estudio Randstad, los beneficios de tener una buena estrategia de Employer Branding, tienen un retorno económico, ya que:

  • Se reducen en un 10% los costes laborales
  • Se reducen en un 28% la rotación de sus empleados
  • Se reducen en un 46% el coste por contratación

Una buena estrategia de Responsabilidad Social, que incluya un Diagnóstico de situación, un Plan Estratégico a largo plazo, con una visión clara y plan de acción, Comunicación interna y externa, Evaluación con indicadores (número de visitas a páginas de empleo, flujo de candidatos, número de “me gusta” en redes sociales, número solicitudes de empleo, número de contrataciones, satisfacción de recién contratados, porcentaje de retención…) y realizar los ajustes necesarios, para progresar, permitirá a las empresas atraer y retener talento, convirtiéndose en un empleador atractivo para los trabajadores.

En Ingeniería Social, tenemos amplia experiencia ayudando a las empresas en la elaboración de sus estrategias de RSE, en diseñar e implementar sus planes de acción, en sus evaluaciones, así como en sus auditorías internas y planes de igualdad y voluntariado corporativo.