Ocho espacios naturales españoles, sensores del cambio climático

La altura a la que condensan las nubes en El Hierro, la duración de la lluvia matinal en el Delta del Ebro o el crecimiento de la vegetación en las dos laderas de la Sierra de Gredos son algunos de los fenómenos locales cuya relación con el cambio climático estudiará el proyecto ClimaDat, desarrollado por el Instituto Catalán de Ciencias del Clima (IC3).

“Queremos ver cómo la variabilidad del clima, cómo lo que pasa en el Ártico se manifiesta aquí en espacios extremadamente sensibles al cambio climático”, explicó el coordinador científico del proyecto, Josep Anton Morguí. 
 
Las estaciones de la red estarán ubicadas en los siguientes lugares:
    – Parque natural del Delta del Ebro
    – Parque natural de O Invernadeiro y parque natural de la Baixa Limia-Serra do Xurés (Ourense)
    – Parque natural de Valderejo (Álava)
    – Parque de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas (Jaén)
    – Parque natural de la Sierra de Gredos (Ávila)
    – Parque natural de la Sierra de Grazalema y parque natural de El Estrecho(Cádiz)
    – Reserva de la biosfera de El Hierro
La  medición constante de las variaciones en las concentraciones de dos gases de efecto invernadero -dióxido de carbono y metano- y en las condiciones meteorológicas permitirá arrojar luz sobre los efectos del cambio climático a escala local.
Según el coordinador del proyecto, ClimaDat es “una red única en el mundo” por su interés en comprender cómo el cambio climático se manifiesta a una escala regional y local, y cómo a su vez el clima regional da forma a ciertas situaciones meteorológicas concretas. 
Los datos del proyecto estarán disponibles libremente tanto para investigadores como para el público general, porque la divulgación juega un papel muy importante en ClimaDat. Según Morguí, los hechos científicos “deben formar parte del discurso popular” para conseguir “impulsar el debate en un tema que es crítico”. 

Fuente: EFE verde